Reseña Spring Quesadilla Tour @Infield del Hipódromo de las Américas.

Texto por: Giovanni Hernández

Foto de Toni Francois.

Un festival siempre va a llamar la atención de medios y personas. Esta vez, no iba a ser la excepción. El Spring Quesadilla Tour (como lo dije antes, el peor nombre para un festival) prometía mucho. Grandes bandas, un lugar excepcional y muchas quesadillas, pero tenía un inconveniente: el precio.

Originalmente se puso un costo de $800 pesos, el cuál no jaló mucha gente, y se vieron en la necesidad de bajarlo a $450, con lo que se esperaba una gran afluencia.

Al llegar al hipódromo uno sentía una vibra diferente. Desde la entrada, a pesar de la hermosa vista, el escenario se veía completamente vacío. Y así, después de un retraso de 10-15 minutos, sale Local Natives.

Cinco individuos bastante simples empezaron a tocar su disco debut, “Gorilla Manor”. La gente no se dio el tiempo de escucharlos. Pero estos chicos de California llamaron la atención del apagado público con su rola Airplanes. Una melodía tan pegajosa que hizo bailar a todos los presentes. Después de un corto tiempo y gritos de “Otra, otra, otra..” la banda salió para tocar una de sus canciones más famosas, Sun Hands. Un dato a resaltar es que el vocal prometió regresar a nuestro país, un show que nadie se querrá perder.

La mayoría de la gente aprovechó el intermedio para ir por otra bebida, alimento o satisfacer las necesidades básicas. Entre el murmullo se escuchaban comentarios como “Lo único bueno de Ok Go son sus videos”.
Iniciaron de una forma muy original con letreros en sus espaldas que decía Ok Go. Los 4, vestidos de diferente color y algunos papeles de colores son lo más relevante de su actuación. Su selección de canciones no fue la mejor. La gente solo coreo la canción de Here It Goes Again. Ok Go se fue sin pena ni gloria, una banda bastante verde que necesita de una propuesta musical más interesante.

La gente se empezó a acumular para ver ni más ni menos que a Yeasayer.
Con un juego de sonidos bastante futuristas y divertidos, los integrantes provenientes de Nueva York  conquistaron a los espectadores que brincaron y cantaron canciones como One, Madder Red, Wait for the Summer, Sunrise y Ambling Alp. Desde un principio se veía la experiencia que tiene esta banda que se ha presentado en festivales como SXSW, Coachella y muchos más. En lo personal, una de las mejores presentaciones que he visto en vivo.

Después de un largo retraso, de gente impaciente y muchos retirándose del inmueble, sale Alex Ebert con su peculiar entusiasmo, brincando por todo el escenario. Diez artistas que se hacen llamar Edward Sharpe & The Magnetic Zeros tocando lo que parecía un espacio para relajarse, convivir y disfrutar de la música.

El momento cumbre fue cuando Alex logró que todos se pasaran a la zona Preferente, bajar y tocar Brother en medio de toda la multitud que estaba sentada en el pasto.

Se puede decir que el Quesadilla Tour fue una buena propuesta musical. Sin embargo, el modo en el cuál lo ejecutaron no fue lo mejor.

Click para ver las fotos de Toni Francois.

Anuncios

Acerca de myfunnylittleworld

Mi nombre es Giovanni, soy fan de los deportes, así como de la música y lo que piensan las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: