Reseña: Cults – Cults [8.3] // 2011

Texto por: Jorge Ramis// @whore_he

[In the name of]

CALIFICACIÓN: 8.3

Tras el hype que se desarrolló alrededor del sencillo del disco: Go Outside, Cults se dio a conocer como una nueva propuesta y no tardó en llamar la atención de todos los blogs y periodistas de música. Ahora nos presentan su primer trabajo de estudio, homónimo, que nos sorprende con su excelente producción y su sonido totalmente extravagante.

Cults es una banda nueva, inglesa, que propone más de lo que deja a desear. Su primer disco está muy bien ensamblado, con canciones como Abducted y seguidas de piezas arrogantes como Go Outside. Los ingleses proponen, y lo hacen muy bien. Retoman el sonido setentero de los sintetizadores, las guitarras rimbombantes de Sonic Youth y lo convierten en un rock-pop agradable para cualquier buscador de nueva música.

Con esa voz femenina tan conquistadora, Cults se convierte en lo que su nombre refiere, en un culto de las bandas indies conformadas por chicas y esas agrupaciones de los cincuenta de las que nuestros padres se enamoraron. Los ingleses además de retomar, renuevan, con riffs tan bien marcados que hacen que cualquier buzzband actual parezca para inadaptados.

Con apenas media hora, el disco homónimo ofrece un sonido diferente a lo que estamos acostumbrados a escuchar en aquellas estaciones de radio. No hay mejor canción que demuestre esto que Go Outside, el sencillo que hypeó a más de uno y que se convirtió en la bandera del disco. No obstante, el sencillo no comprueba que el disco sea grandioso, pues no se parece a ninguna otra canción. Es por eso que para entender a Cults se debe de escuchar su álbum debut, que nos recuerda a una France Gall, pero más elaborada y abducida en la compleja estética de la cultura del sintetizador.

Never Saw the point, el track 8 del disco, le rinde tributo a las bandas de surf, pues con un ritmo playero y la voz de la vocalista, la experiencia se torna algo divertida y se transgiversa al mundo musical actual. Al escuchar Oh my god es inevitable pensar en una referencia a los jóvenes MGMT, combinados con la astucia de Cat Power, y relacionados con las características de esta nueva ola de indie-rock.

El disco tiene pocas fallas y una de ellas es la duración, pues media hora y once tracks nos dejan mucho que desear. Sin embargo, Cults es la pieza del rompecabezas que nos faltaba para entender a la escena actual.

Existen pocas bandas que pueden otorgar un sonido tan sencillo y agradable en su primer disco, una de ellas es Cults, que nos dan una inyección de dopamina y nos regresan a la época de los ácidos y el boom de los sintetizadores. Los focos del escenario apuntan a Brian Oblivion y Madeline Follin como aquella vocalista tímida que en su papel musical se desata y convierte a todo en un blast de propuesta. Ellos son Cults, un dúo británico que llegó para quedarse.

Anuncios

Acerca de ramiiis

Me gusta Star Wars.

Un Comentario

  1. ryu blue

    estoy de acuerdo el disco no es perfecto pero es fresco y agradable.
    me gustan mucho 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: