Entrevista: Vincent Moon- De la Blogothèque, Efterklang y su Folklore experimental

Entrevista, texto y traducción por: Jorge Ramis //@whore_he

Foto por Brantley Guti

Las calles de París vieron nacer un proyecto que redefinió la manera de grabar a los músicos. Fue creado por un ambicioso e hiperactivo Vincent Moon junto con Christophe Abric. Ambos lograron desnudar a los músicos, ya que los mostraron en su forma más pura, que se ausenta de cables, distorsiones y efectos eléctricos. Así, de manera acústica, su proyecto fue creciendo hasta que se convirtió en un gigante; cualquier melómano ávido de la música alternativa ha visto alguno de sus vídeos. La Blogothèque es su nombre y la música su protagonista; los lentes de sus cámaras han enfocado a bandas como Phoenix, Vampire Weekend, Arcade Fire y R.E.M., grabándolos en las heladas calles de Nueva York, frente a la Torre Eiffel o incluso hasta en el frívolo ambiente de un elevador. Tras su notable éxito y su creciente renombre, Vincent Moon conoció decenas de lugares, cientos de personas y miles de experiencias. Ha grabado varios proyectos largos, entre ellos An Island, en donde narra las experiencias de la banda danesa Efterklang. Ahora se enfoca en viajar y conocer a más personas, su fiel cámara es su única acompañante. Tuvimos la oportunidad de platicar con él…

¿Cómo fueron tus inicios en la música y el cine?

Sabes, me empecé a meter al cine cuando estaba en la universidad, tenía 18 o 19 años y fue por accidente. Estaba viviendo en París y básicamente terminé ahí porque no sabía nada de cine. Estaba muy interesando en las formas de arte y me di cuenta de que había tantas cosas por saber que yo no sabía, en mi vida había estado interesado en algo y entonces ya pensaba en correr e investigar ese tipo de cosas. Durante los 10 años que estuve en París me interesé primero en el cine, después en la fotografía, hice mucha fotografía, después en la música, iba a conciertos todos los días y así fue mi vida en esos cinco años, me la pasaba comiendo cultura para autorealizarme, porque era muy curioso; así fue todo hasta que empecé a hacer cortos y resultaron tratarse acerca de música.

¿Cómo iniciaste tu participación en La Blogothèque?

Bien, fundé el sitio de La Blogothèque y yo quería hacer vídeos para éste, esto fue hace 5 años cuando estuve realmente conectado al mundo gracias a la tecnología de hoy en día. Así se fue expandiendo, buscábamos cámaras baratas que  hace diez años no existían. Todo parecía encajar, pues yo quería empezar un videoproyecto acerca de música en vivo. En otro tiempo hice un par de cortos acerca de conciertos en vivo, después me invitaron a crear La Blogotheque. Así empecé y pues se me quedó esa idea de grabar a las bandas en una sola toma.

Platícanos tu experiencia con Efterklang.

Empecé como fan y después me convertí en su amigo muy rápido. Hice un video con ellos en Nueva York hace como dos años. Estaba intercambiando mails con ellos y me invitaron a verlos, yo acepté y pedí permiso para grabarlos. Esta fue nuestra primera colaboración de una sola toma y el resultado fue grandioso, yo ni siquiera conocía la canción, pero me sentía muy bien con la música. Mantuve contacto con ellos e hice otro proyecto: Temporary Copenhaguen, trabajamos muy bien juntos, me ayudaron a organizarme en todo porque la situación muy improvisada. Estaba muy feliz con las dos cosas que hicimos y me quedé con la idea de hacer algo más largo. En ese tiempo grabamos a Beirut y a otra banda danesa, básicamente la idea era tocar todo el álbum con Take Away Shows. Creo que empezó así, como cambiando esa idea del Temporary Efterklang, el nombre que le di a ese proyecto, corría sobre fechas y datos, así que ellos me invitaron a la isla de donde vienen y grabamos como cinco días. Teníamos pocas ideas en la mente, todo fue muy improvisado, pues yo jamás escribo mis ideas antes de grabar así que no fue posible hacer la película que yo tenía en mente, pero nos encontramos con An Island, así que estoy muy contento con el resultado.

¿Y con Mogwai?

Estuve en contacto con Mogwai gracias a su manager en ese tiempo, un tipo muy loco que me caía muy bien aunque no me acuerdo de su nombre. Estábamos en un festival, el ATP, uno de los más importantes de música y él mencionó la idea de hacer algo largo con Mogwai. Yo estaba muy emocionado, he sido un gran fan durante años. Hicimos esta película corta en Italia: Adelia, I want to love. Quedamos muy contentos con el resultado, la grabamos en un día y estuvo súper improvisada, es un documental muy divertido. Nos dimos cuenta de que debíamos hacer un DVD en vivo y a mí no me gusta eso, he grabado a las bandas abajo del escenario y no arriba y no es porque no tenga acceso al escenario, sino porque no me interesa, el 99% de las veces es lo más aburrido de mirar y hacer, no me emociona. Discutimos varias ideas y me convencieron, esperando sinceramente en que fuera la última vez que haría eso. Quería presionar los límites de la abstracción que es muy fuerte, quería un filme orgánico, basado en crear la violencia de estar en un show de Mogwai y ¿Cómo lo reflejas? Grabé este documental con mucha visión, muy rápido y conseguimos lo que queríamos. No hago películas largas, en verdad prefiero hacer películas cortas.

¿Cuáles son tus proyectos actuales?

Hace dos años dejé París y decidí viajar a países que no conozco, me interesé en todos los tipos de música. Me refiero a que La Blogotheque sólo está enfocado en la música indie, de blogs y el mundo del internet, todo eso es música norteamericana y europea del este. Estaba emocionado por aprender algo más, no podía grabar las mismas cosas para siempre. Quiero acercarme a la gente y a otras culturas. Fui a Camboya, a Egipto, a Sudamérica y me emocionaba mucho porque es música que casi nadie conoce. Creé mi proyecto , que considero mi marca, pues quiero retar el concepto de lo que es narrable, así que decidí grabar a otras bandas, se llama Petites Planètes,  es una gran colección de portaretratos de  mis músicos favoritos que voy conociendo en mis viajes. Es como un Take Away Show, pero yo lo considero como más documental, aunque no tenga entrevistas y sólo sea música. También estoy viendo películas experimentales. En eso ando hoy, en estar de viaje y hacer películas gratis, experimento sobre mi vida, conozco gente. Tenía en mente lo que vivimos hoy en la sociedad y quería experimentarlo en mí mismo, eso es lo que hago y es muy emocionante. Por ejemplo, mañana me voy a Istanbul, lo exploraré durante 3 semanas y haré películas gratis, buscaré a músicos viejos, pues en eso estoy más interesado, porque los viejos me enseñan más.

¿Cuáles son tus ciudades favoritas para grabar?

París no es de mis ciudades favoritas, para empezar. En realidad no lo sé, empecé un tiempo en Bogotá, amo Bogotá, se me hace una ciudad muy emocionante porque hoy en día muchas cosas están pasando. También me gusta El Cairo. La música está muy buena en Sao Paulo y ahora ando interesado en ciudades que no sean norteamericanas o de Europa del Este.

¿Qué es el término: folklore experimental, que usas para describir tu propio trabajo? 

Este término ha sido muy interesante en el acercamiento etnológico de la música y culturas. Hice mucha investigación y por supuesto he estado muy interesado en el trabajo de algunos como Alan Lomax, y él es el nombre grande. Hubo mucho de esos tipos en el siglo XX, es algo maravilloso e hicieron un trabajo impresionante. Lo que yo le dejo al siglo XXI y creo que mi acercamiento a la culturas no puede ser el mismo, no se trata de preservar a las culturas, porque eso ya no significa nada, todo el mundo tiene un puto celular sabes? Todo el mundo está conectado al internet,  ven televisión,  todas las culturas se mezclan, la idea de lo puro está totalmente jodida, no existe. Por eso estoy interesado en las tradiciones y cómo éstas evolucionan en el mundo en el que vivimos ahora, cómo preservan algunos elementos y son aptos para encajar en una nueva cultura. Eso es lo que llamo el experimental folklore, porque mi propio acercamiento es experimentar con esas culturas, sabes? No es hacer lo que siempre se hace, es tomar esas culturas y experimentar con ellas. Vemos a una banda en la calle y les pedimos que toquen en acústico, antes no hubieran hecho eso pero lo hubieran intentado, a veces hubiera funcionado y a veces no, eso es lo que hacemos en los Take Aways Shows, pero hacer esto con la música tradicional es algo muy difícil. Eso es experimental folklore, crear algo nuevo entre las culturas y yo.

¿Puedes darle un consejo a los futuros artistas?

Primero que nada, no crean que vivimos en tiempos difíciles para los artistas, crean que vivimos en los mejores tiempos para los artistas. He creado mi vida para no necesitar el dinero, estoy usando nuevas tecnologías para compartir lo que hago en una vida en donde el dinero no es la gran cosa, hagan esos problemas a un lado. Odio decirle a la gente qué hacer, por eso no me gusta dar consejos. No estoy aquí para enseñarle a la gente, estoy para aprender de mí mismo. Aunque sí, mi consejo es que nunca respeten nada, hagan las cosas como ustedes quieran. Nunca vean los manuales de una cámara, de la vida, la gente te enseña eso, mejor hagan las cosas de la manera contraria y vean lo que pasa. Creo que es una gran manera de hacer las cosas, es bueno y divertido, experimentar con la vida, siempre hacer algo que nunca hayas hecho; no sé si vaya a funcionar, pero de todas maneras me voy a divertir y eso es lo más importante ¿no?

Anuncios

Acerca de ramiiis

Me gusta Star Wars.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: