Reseña: Best Coast @ El Plaza Condesa

Texto: Jorge Ramis // @whore_he

En la calle de Juan Escutia se encuentra un foro prácticamente nuevo. El parecido de su exterior es como el de un teatro que casi ronda en el anonimato. Al pasar el lobby se observa una arquitectura sencilla,  con una altura bastante considerable, en el que el color negro impera en el ambiente. Ahí, al fondo, se encuentra el escenario. Es El Plaza Condesa, cuya acústica y morfología me recuerdan mucho a un Polyforum Siqueiros. Las diez de la noche y el público mexicano esperaba a Best Coast, banda encargada de inaugurar este nuevo espacio (que pronto será visitado por personalidades como Morrissey o M83).

Bethany Cosentino y compañía iniciaron su set tranquilamente, explorando sus estilos de música que van desde el surf hasta el pop.  Justo dos o tres canciones después sonó Crazy for you y el público no hizo más que estallar de júbilo. La leadsinger jamás dejó de agradecer por la oportunidad de tocar en México, mientras que agarraba una botella de tequila y le pedía al público que corearan junto con ella: “¡TE-QUI-LA! ¡TE-QUI-LA!”. Así, ante nuestros ojos, una Bethany semi-borracha se embriagaba aún más, poco a poco. Hablaba, entre canciones, con su compañero Bobb Bruno, incluso hasta se pelearon un rato, pero no tardaron mucho en perdonarse y seguir tocando.

La acústica de El Plaza es complicada, se escucha mucho eco y se necesita de un gran ingeniero para que no suene mal. El inicio de Best Coast sonó muy saturado, pero no pasó mucho tiempo para que la acústica estuviera bien coordinada con los instrumentos de la banda. El lugar, semi-lleno. Quedaron muchos espacios vacíos, aunque al menos se veía una considerable masa de gente.

Sus éxitos más notables se escucharon a la par del coro de un público algo tímido, no obstante, Bethany intentaba mantener una conversación con los mexicanos, pero no tenía mucho éxito. Se respiraba una notable aburrición del público ante sus canciones menos populares. La gente sólo respondió bien en un par de ocasiones y no existió una interacción concreta con la banda.

A pesar de lo anterior, Bethany se la estaba pasando genial…y se notaba. Su sonrisa y carisma aumentaban conforme la noche. El cierre del concierto fue una improvisación llena de ruido, en la que la vocalista agarró las baquetas, quitó a Ali Koehler, se subió a la batería y comenzó a tocar ritmos sin sentido. Los miembros de la banda, muy felices, abandonaron el escenario. Su felicidad se les terminó pocos minutos después cuando Bethany se dio cuenta de que le faltaban dos de sus anillos favoritos. Triste, comenzó a pedirle al público que le regresaran lo que se le perdió. Desafortunadamente los anillos nunca aparecieron y Bethany, borracha y cabizbaja, abandonó el escenario.

Best Coast en El Plaza no fue un concierto memorable en sí. Me refiero a que no serán recordados por su show, sino porque ellos inauguraron este nuevo foro de espectáculos. Fue un concierto bonito, tranquilo y sencillo, pero que no figurará mucho en las listas de los mejores de este año.

Anuncios

Acerca de ramiiis

Me gusta Star Wars.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: