Reseña: The Drums – Portamento (7.8)

Texto: @lalodiazvalerio

(Universal, Island/ 2011)

CALIFICACIÓN: 7.8

Durante algún tiempo, los Drums fueron mi dosis diaria de pop, Forever and Ever, Amen fue una canción que no faltaba en mis playlist para el coche. Y es que en su disco homónimo aparecían singles fenomenales como los que ya hemos escuchado una y otra vez. Los Drums marcaron el regreso de aquellas bandas de jóvenes que aún buscan la canción pop perfecta. Junto con otros tantos grupos, han intentado revivir las vibras que se vivían en los 70’s, 80’s y 90’s dentro del ámbito que hoy conocemos como indie. Así que no es raro que se les compare severamente con los Smiths, Orange Juice o Joy Division, son parte de un revival tan nostálgico que no queda de otra más que tocar como los grandes. Son para escucharse en un momento ameno y fluyen a la perfección.

Vuelven con un nuevo material después de un homónimo que los dejó bien parados ante la escena. Portamento nos regala 12 canciones con más inclusión de sintetizadores y un sonido mucho más arreglado que el pasado. El proceso musical de la banda cambió, hay una conciencia mucho más exacta de lo que quieren llegar a lograr. Portamento, en términos estrictamente musicales, significa el cambio de un sonido a otro. Así, pues, al igual, la banda neoyorquina produjo cambios para este segundo release. Los sintetizadores adquieren mayor importancia creando así una nueva atmósfera, las guitarras buscan los medios tonos en vez de una armonía dulce, la batería mantiene una línea principal. Si en un primer disco, John Pierce cantaba “Baby, it’s forever” ahora el disco abre con Book of Revelation un “I’ve seen the world and there’s no heaven and there’s no hell”  Así, igual, para los Drums este portamento musical se debe a una revelación. Los adolescentes crecieron y ya no buscan la canción pop perfecta pero sí un sonido más amarrado y maduro. Me parece que el disco se vuelve dentro de una sinceridad considerable. Canciones como Money, quizá la mejor del disco, nos demuestran que los Drums puede seguir produciendo buen material y que quieren seguir experimentando como Searching for heaven que es una especie de sinfonía sintetizada. Y aunque tengamos canciones que nos recuerden al disco pasado como Days, What you are here o I need a doctor es imposible no ver cómo la banda cambió. Adecuaron bien algunos sonidos electrónicos al sonido playero, la mezcla entre las guitarras y la voz de Pierce me hacen, en ocasiones, pensar en un Orange Juice en sus mejores épocas. Así que no podemos negar que los Drums tocan un buen pop. Sin embargo, me gusta más pensar en un The Drums tocando If He Likes It, Let Him Do It; incluso Searching for Heaven o Money, donde las armonías son más radicales y este portamento del que hablamos se vuelve más notorio. Hay que escuchar el disco con calma y darle tiempo porque llega a ser muy disfrutable.

Los Drums nos enseñan que aunque no es el disco perfecto y tampoco la canción pop perfecta siempre un adolescente crecerá y no necesariamente todo será malo.

Anuncios

Acerca de lalodiazvalerio

Música y esas cosas de gente aburrida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: