Películas obligatorias – L’avventura // Michelangelo Antonioni // 1960 // Italia

Texto por: Rafael Torres

Calificación: 9.5

Cuando hablamos de maestros del cine, suelen hacer eco siempre los mismos nombres: Bergman, Kurosawa, Wajda, Hitchcock, Tarkovski, y por supuesto, Antonioni, grande, Antonioni.

Esta entrega representa la primera de una trilogía bautizada por los críticos como “La trilogía de la incomunicación” (L’avventura-La Notte-L’eclipse) en la que el director explora los mundos más oscuros y profundos de la degradación humana, la desintegración de la clase burguesa y las barreras que existen entre los individuos para crear todo un universo de soledad y nihilismo.

Estelarizada por Monica Vitti (esposa de Antonioni en ese momento) y Gabriele Ferzetti, la historia se presenta al espectador a través de un dispositivo narrativo muy curioso, que podríamos llamar “Anti-trama” y que cuenta una historia en dos partes. Ana, hija de un poderoso diplomático italiano, es novia de Sandro, un arquitecto frustrado en sus treintas que pretende casarse con ella y con quien organiza un pequeño crucero por las islas Lipari, acompañados también de sus amigos y de Claudia, la mejor amiga de Anna. El despegue dramático ocurre cuando, tras una disputa con Sandro, Anna desaparece en una isla desierta, sin dejar rastros ni pistas coherentes. El grupo comienza a buscarla sin mucho éxito, su padre envía policías y helicópteros, se arrestan lancheros de zonas vecinas para ser interrogados y mientras tanto, Sandro y Claudia se enamoran.

A partir de este momento la película comienza a evolucionar de maneras muy extrañas, moviendo a los personajes por todo el país y convirtiéndolos en entes errantes que no logran establecerse en ningún lugar. La diégesis y el universo que construye el cineasta podría considerarse un espacio/tiempo paralelo, puesto que aunque no haya señas de actividad paranormal, el film está envuelto por un cocktail de sensaciones metafísicas que nos obligan a relacionar el espacio con los protagonistas, descubriendo así que el mundo que propone Antonioni no es más que la interioridad de sus propios personajes, la cual trabaja con minuciosa maestría a traves del cuadro, al que presta exagerada atención, haciendo de cada imagen una pintura quasi-surrealista que bien podríamos incluso relacionar con Giogio de Chirico. Una verdadera obra de arte.

Abucheada (literalmente) durante su estreno en Cannes, la película recibió excelentes críticas al día siguiente y el premio del jurado un par de días más tarde, haciendo de su estreno un episodio igual de extraño que la película per se.

Un maravilloso film al cual el espectador debe entregarse en cuerpo y alma para dejar que la historia en cuestión lo lleve a vivir la aventura de la experimentación fílmica que consagró a Michelangelo Antonioni como uno de los maestros más grandes de la historia del séptimo arte.

Ficha técnica

Dirección Michelangelo Antonioni
Guión Michelangelo Antonioni, Elio Bartolini y Tonino Guerra
Producción Cino del Duca, Raymond Hakim, Robert Hakim, Amato Pennasilico y Luciano Perugia
Fotografía Aldo Scavarda
Montaje Eraldo Da Roma
Música Giovanni Fusco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: