Reseña: Spiritualized – Sweet Heart Sweet Light [9.1]

Texto: Mauricio Avendaño

Calificación: 9.1  

Existen pocos artistas que, aún después de dos décadas de entregas sólidas, pueden sorprendernos con algo de igual  o incluso mayor calidad que lo anterior. Si bien Sweet Heart Sweet Light no es su más grande logro, la banda principal de J. Spaceman nos da, en esta ocasión, algo entre las dos categorías anteriores.

Sin duda, Spiritualized ha cambiado desde el clásico neo-psicodélico Lazer Guided Melodies y el opus del espacio Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space, lo que tenemos aquí es un disco que lleva la misma línea de sonido progresivo sinfónico con toques de blues que ha adoptado desde Let it Come Down al comienzo de la década, mismo que podemos encontrar decididamente perfeccionado en excelsos temas como Hey Jane o Get What You Deserve, sencillas canciones de rock que poco a poco comienzan a incorporar un crescendo de densas texturas de guitarras y sonidos ajenos, hasta explotar en el anti-clímax espacial de Clonazepam que Spiritualized conoce tan bien, para poco después aterrizarnos en la estructura y melodía convencionales y recordarnos que la esencia principal de la banda es, y siempre será, la del clásico sonido rock inglés de los años 60’s-70’s.

La pequeña diferencia que hace a este disco su mejor desde 1997 está en la calidad de composición en las canciones mismas; los dos más grandes ejemplos siendo las baladas Little Girl y So Long You Pretty Thing, no por su complejidad musical, sino por la honestidad con la que se aproxima a ellas. Ambas me recuerdan a las baladas clásicas del Britpop de los 90’s (pienso en Tender de Blur), con su incorporación de coros gospel y cuerdas que rayan en el R&B podría parecer que no es nada innovador, y probablemente tendrías razón, claro que Pink Floyd lo hizo mucho antes, pero Spiritualized jamás se ha interesado en esconder sus influencias, están ahí y son muy claras, hacen lo que les gusta hacer y lo hacen mejor que nadie, los hooks son abundantes y efectivos, y los fanáticos los adoptarán como nuevos himnos en los conciertos que se avecinen en los próximos años.

Mi único problema con Sweet Heart Sweet Light, al principio, se encontraba meramente en un aspecto de la producción, definitivamente hay un sonido más opaco, por llamarlo de algún modo, al de sus discos anteriores, aunque tras escucharlo cerca de 15 veces sin parar llegué a la conclusión de que éste es completamente intencional e incluso se casa en ocasiones con las melodías, dando la impresión de un disco grabado en excelentes condiciones dentro de una época en la que el Garage y el lo-fi predominaban, o quizás al contrario, como si Teenage Fanclub hubiese grabado Bandwagonesque en la era digital.

Este año se cumplen dos décadas desde su primer LP, ¿y de qué mejor manera? Sweet Heart Sweet Light es sin duda un gran logro y una prueba más de la grandeza de una de las mejores y mas consistentes bandas de nuestos tiempos (comparable quizás, únicamente, con Radiohead), un disco que será aclamado por los fans como un nuevo favorito y probablemente su mejor entrega desde Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space en 1997.

Anuncios

Acerca de ramiiis

Me gusta Star Wars.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: